Archivo

Candonga, la resistencia ciudadana a los avances inmobiliarios, por Guillermo Lehmann

Escrito por radio
Promoción del loteo

Promoción del loteo

La resistencia ciudadana a las urbanizaciones en Candonga expresa la posición de un sector de la comunidad que percibe día a día la pérdida de un paisaje y entorno natural que ya se ha resignado en gran parte de la zona.

El área de Sierras Chicas es la que más creció en población y urbanizaciones en la última década; fenómeno que impactó en la pérdida de bosque nativo y disminución de recursos vitales como el agua, y otros servicios.

El expediente Candonga tuvo numerosas modificaciones desde la presentación inicial y aun así nunca llegó a conseguir la legitimación social para su desarrollo. Los responsables del proyecto intentaron tender puentes con los sectores opositores, pero nunca consiguieron llegar a un punto intermedio que le permitiera llevar a cabo sus planes. Los sectores movilizados tuvieron siempre una actitud inflexible en torno, a lo que consideran, significaría una afectación concreta a la calidad y cantidad del agua que consumen tres poblaciones. Y aunque toda la polémica se focaliza en un emprendimiento, existen, al menos otros dos, además de canteras, que causan igual o más impacto, pero pasan desapercibidos porque no contienen un monumento histórico nacional en su interior. El descrédito de los organismos que otorgan las habilitaciones y ejercen los controles también aporta una cuota de algidez a este clima de conflictividad que se replica en varias regiones de la Provincia.

A ello se suma un ingrediente de condimento social que confronta la idiosincrasia de poblaciones rurales acostumbradas a una determinada forma de vida, y a los nuevos habitantes que llegaron con el deseo de vivir en la naturaleza, y hoy se debaten ante la llegada de nuevos residentes.

2 comentarios

  • ESTOY DE ACUERDO EN PRESERVAR ESTOS LUGARES POR TODOS LOS MOTIVOS EXPUESTO, PERO ME PARECE TAMBIEN QUE LOS PROPIETARIOS IMPEDIDOS DE LLEVAR ADELANTE SU PROYECTO DEBERIAN SER RESARCIDOS ECONOMICAMENTE POR LAS TIERRAS Y EL CAPITAL QUE ESTAS REPRESENTAN Y QUE LE OCACIONARIAN UNA GRAN PERDIDA ECONOMICA,Y POR AHY PIENSO QUE TODOS LOS QUE INTEGRAN COMISIONES Y A QUIENES LOS ACOMPAÑAN, SE LES SOLICITARA UNA CONTRIBUCION PARA RESARSIR LA PERDIDA DE ESTE PROPIETARIO, SERIAN CAPAZ DE APORTAR EN POS DE PRESERVAR ESTOS LUGARES, PORQUE POR EJEMPLO AQUI EN RIO CEBALLOS HAY GENTE RESIDENTE EN COLANCHANGA QUE CONSTRUYO SU CASA EN ESE LUGAR Y QUE TAMBIEN FORMA PARTE DE LA RESERVA DE LA QUEBRADA HOY SE OPONE AL PROYECTO DE POZOS VERDES, PERO CLARO ELLOS YA CONSTRUYERON EN SU TERRENO Y NOS LES IMPORTO EL HECHO DE QUE ESTABAN CONSTRUYENDO DENTRO DE LA RESERVA Y MAS AUN REALIZARON EMPRENDIMIENTOS TURISTICOS Y COMERCIALES Y HOY SON LOS PRIMEROS, QUE SE OPONEN A QUE OTRO LO PUEDA HACER, POR ESO HAY QUE SER EQUILIBRADOS Y NO OPONERSE ESGRIMIENDO TEMAS AMBIENTALES CUANDO A ELLOS NO LES IMPORTO UN BLEDO CUANDO CONSTRUYERON

  • Los dueños de los campos de la cuenca alta del Río Chavascate o Agua de Oro cuando compraron sabían perfectamente que compraban terrenos rurales, el tema es que ahora le quieren cambiar el uso de suelos para lotearlos, lo que está prohibido por ley. Se hacen pasar por ecológicos, cuando tienen entre manos un negocio de nada menos de U$S 14.000.000.- solo en la primer etapa y de éso se trata su pelea. El tema es que en poco tiempo, de seguir así, ni ellos ni nosotros vamos a tener agua para poder “vivir rodeados de naturaleza”. Existe un fondo nacional para la preservación del bosque autóctono y esa gente que compró campo puede solicitarlo para mantenerlo virgen como estaba cuendo ellos llegaron.

Dejar un comentario