Archivo

Piden al gobernador bajar la cota del dique y un plan de alerta temprana

Escrito por radio

11178324_780203472075936_3915146968920636183_nEl periodista Francisco Robles solicitó al gobernador De la Sota bajar el nivel del Dique La Quebrada, con el objeto de prevenir futuras crecientes que pudieran reiterar las lamentables consecuencias vividas el pasado 15 de febrero. También solicitó se analice la posibilidad de instalar un sistema de pluviómetros informatizados que permitan, no sólo llevar el registro, sino emitir una alerta temprana para prevenir las consecuencias de las inundaciones.

El 15 de Febrero el Rio Ceballos registró una colosal creciente desde el mismo paredón del Dique La Quebrada provocando, a su paso por la ciudad, la muerte de cuatro personas, cientos de evacuados, viviendas destruidas y vehículos, puentes, pasarelas y caminos arrasados por la corriente.

Las aguas del río continuaron su curso hacia Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende y Saldán, agravando las inundaciones que se registraron en esas ciudades producto de una excepcional lluvia que el Gobernador de Córdoba calificó como “tsunami caído del cielo”.

El pedido formulado al Gobernador se basa en una investigación periodística que Robles también puso en conocimiento de los intendentes de Rio Ceballos y Unquillo.

El periodista se concentró en evaluar porqué, ese día, el río que nace en el paredón provocó tamaña tragedia, si el Dique La Quebrada tiene por misión controlar las crecidas, protegiendo a las ciudades que se encuentran aguas abajo.

Analizando información oficial sobre los niveles del embalse,  Robles concluye que la crecida que se registró en el Dique La Quebrada el  15 de febrero pasado, no fue excepcional, y que el río creció en forma desproporcionada porque recibió en forma directa todo el agua acumulada por sobre el nivel del vertedero.

Asevera el periodista que si se analizan los datos sobre el nivel del Dique La Quebrada que publica desde el año 2010 la página oficial de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia, antes del 15F se registraron en el lago cinco crecidas de mayor importancia, sin que las poblaciones de Río Ceballos, Unquillo, Mendiolaza y Villa Allende pudieran percibirlas porque las aguas fueron contenidas por el paredón del Dique.

Destaca también en su investigación que, si extendemos la mirada hasta el año 2008, en base a los registros que toma la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos Rio Ceballos Ltda.,  las crecidas de mayor importancia que registró el embalse ascienden a siete, sin que en ninguno de estos casos tampoco  hubiera que lamentar consecuencias porque el lago se encontraba por debajo del labio del vertedero.

Los registros de lluvia caída.

Francisco Robles analizó también los registros de lluvia caída que se toman en la Planta Potabilizadora, ubicada a pocos metros aguas abajo del Dique La Quebrada, con el objetivo de comparar dicho registro con los datos de crecimiento del espejo de agua.

En su informe el periodista concluye que “no se puede relacionar de manera directa el milimetraje caído con la crecida del lago”, ya que sorprende al observador que crecidas anteriores que duplican y triplican la del 15 F,  presentan registros de lluvia caída significativamente inferiores a los del fatídico día.

En el siguiente cuadro, se pueden apreciar, por orden de importancia,  las crecientes históricas registradas sobre el Dique La Quebrada y a que altura se encontraba el nivel del embalse,  relacionando esos fenómenos con el registro de lluvia caída tomado en la Planta Potabilizadora.

                Fecha                   Magnitud de la crecida                       Nivel del Embalse     Registro de Lluvia caída

                                                                                                            (Vertedero a 34 mts.)

  • 21 y 22/11/2011 3,54 mts. (1)                        25,28 mts.                          70 mm
  • 5 y 6/02/2012                     2,55 mts. (1)                     26,10 mts.                          136 mm
  • 13 al 16/03/2010 2,45 mts. (1)                        26,02 mts.                           96 mm
  • 26 y 27/02/2014 2,04 mts. (1)                        25,00 mts.                           76 mm
  • 4, 5 y 6/03/2009 1,43 mts. (2)                                    28,08 mts.                       139 mm
  • 07/04/2014 0,81 mts. (1)                                    34,03                       124 mm
  • 30/11/2008 0,79 mts. (2)                                    28,47 mts.                       103 mm
  • 15/02/2015 0,75 mts. (1)                        34,80 mts.                       273 mm

 

Fuente:                 (1) Secretaria de Recursos Hídricos de la Provincia de Córdoba

(2) Cooperativa de Obras y Servicios Públicos Rio Ceballos Ltda.

Obsérvese que la crecida del 15F, que provocó el ascenso del lago en 0,75 cm., registró un volumen de lluvia caída en Planta Potabilizadora de 273 mm; mientras que el 07/04/2014 el embalse subió  0,81 cm. con menos de la mitad de lluvia registrada.

Es de hacer notar que la crecida del 07/04/14, lejos de causar preocupación llenó de alegría a los pobladores de la zona porque, después de varios años de escasez, por fin el lago superaba el nivel del vertedero. (la cota del Dique se encontraba a -0,78 cm)

De acuerdo a estos datos, Francisco Robles concluye que los registros que se realizan en la Planta Potabilizadora del Dique La Quebrada no pueden ser tomados como marcadores de la lluvia efectivamente caída sobre la cuenca del lago.

Afirma que la  falta de registros en la cuenca impide valorar en toda su magnitud los fenómenos que ya no pueden considerarse excepcionales porque se vienen repitiendo con frecuencia en los últimos cinco  a siete años.

Parafraseando al gobernador José Manuel de la Sota, Robles estima que en la cuenca del Dique La Quebrada se han registrado en los últimos 7 años  siete “tsunamis caídos del cielo” que no se han podido mensurar por falta de pluviómetros y de cuya magnitud no se ha tenido conciencia porque fue el paredón del Dique quien los contuvo.

A diferencia de las siete importantes crecidas registradas con anterioridad en el Lago La Quebrada, la del 15 F, siendo de menor magnitud, fue la única que causó estragos porque el día de la inundación el nivel del embalse se encontraba cinco centímetros por encima del labio del vertedero, por el que fluyó, sin paragolpe alguno, el significativo caudal de agua y postes que arrastraba la corriente.

En base a estos antecedentes el periodista sugiere al Gobernador que evalúe la posibilidad de establecer instrumentos de medición en la cuenca La Quebrada, con el doble objetivo de contar con la información precisa sobre cada fenómeno meteorológico y a su vez, mediante la informatización de los pluviómetros, poder contar con un sistema de alerta temprana que permita a las autoridades de defensa civil instrumentar las medidas necesarias para resguardar a las poblaciones de Rio Ceballos, Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende y Saldán

Finalmente, y a los efectos de dar tranquilidad a la población, Robles solicitó se informe si funcionan los descargadores de fondo ó válvulas. Este sistema es el que permite reducir el caudal cuando el vertedero del dique desborda y facilitar el desbarre que se acumula sobre el paredón. Las versiones circulantes indican que la última vez que se abrieron fue en el año 2007. Por ese motivo sugiere realizar una demostración pública de que se encuentran operativas.

Dejar un comentario