Noticias

Río Ceballos: presentaron resultados de auditoría sobre gestión Lemos

La Facultad de Ciencias Económicas de la UNC investigó los hechos sobre plaza Los Mimbres y contrato por traslado de basura. Hallaron irregularidades. Antes hubo amenaza de bomba en el municipio.

Los abogados Sosa, Brügge y Vila presentaron la auditoría

El intendente Sergio Spicogna presentó el miércoles a la Fiscalía Anticorrupción 2 los expedientes de una auditoría contratada a la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC para que se investiguen dos denuncias presentadas el año pasado en contra de la anterior administración del radical Gaspar Lemos. Se trata de las erogaciones de la obra de construcción de la plaza Los mimbres, en el barrio La Quebrada, y el sistema de traslado y tratamiento de basura en el predio de transferencia municipal.En el caso de la plaza, el informe determinó la falta de una partida presupuestaria específica para esa obra, que se realizó con recursos del Fondo Federal Solidario del Gobierno nacional, ni se pudo relacionar el total de gastos de esa obra con los movimientos bancarios correspondientes, que afectaron la debida transparencia y control. Esa falta de partida presupuestaria habría incumplido las normas vigentes. En principio se había presentado un presupuesto y la certificación de la obra por un monto de 613.082 pesos, mientras que el municipio de Río Ceballos, hasta julio de 2011 certificó al Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia, por un total de 500.706 mil pesos. Para cotejar el posible sobreprecio, se contrató a un ingeniero para que presupuestara la misma obra con los mismos materiales. El resultado arrojó que se podría haber realizado con 354.520 pesos. Así, el informe determina que se habría registrado un sobreprecio de 41,23 por ciento en la facturación de la obra, con una diferencia de 146.186 pesos.

El otro caso; es el del servicio de traslado y disposición final de la basura, a cargo de las empresas POL y Crese. La auditoría se concentró en analizar si el costo del servicio de contenedores y retiro de los residuos sólidos y urbanos prestado con la empresa POL, era coherente con la información proveniente de la facturación de Crese en el lapso comprendido entre noviembre de 2009 y diciembre de 2011. En ese período se detectaron 146 remitos de Pol no firmados por ningún agente municipal. Además, el promedio de toneladas transportadas por contenedor fue de 4,8 toneladas por día. Para analizar las posibles anomalías se efectuó un control comparativo desde enero a mayo de 2012, y el promedio fue de 6,7 toneladas por contenedor por día. En ese lapso la relación de facturación fue de casi el doble menos. El promedio de contenedores en el período analizado fue de 85, mientras que el máximo contratado fue de 209 en julio de 2010; y el mínimo de 41 de diciembre del mismo año. Además se detectaron variaciones aparentemente anormales en abril, junio, julio, noviembre y diciembre de 2010, con significativo perjuicio para el municipio proyectado de unos 587 mil pesos.

Dejar un comentario