Noticias

Unquillo: Basurilandia, un ingenioso proyecto para ayudar al reciclaje en la ciudad

Se propone reutilizar todos los residuos no orgánicos. Se organizan ferias y talleres de reflexión sobre la importancia del reciclaje.

Actividad en plaza Alem

Actividad en plaza Alem

La consigna que puso en marcha el proyecto Basurilandia es considerar que los residuos no orgánicos son material valioso y reciclable en múltiples formas. Así, una antigua lata de té se convierte en la base de una cajita musical, construida con madera de un mueble vetusto; trozos de mangueras se integran con baldes, tapas de tachos y otros desechos en parte de una banda musical. Discos compactos sin uso se combinan con tapas de frascos en la estructura de originales libros que se sobreimprimen en papel de la guía de teléfonos. “El objetivo de estas ferias y encuentros que realizamos en las plazas de Unquillo es tratar de pasar nuestra experiencia y despertar el lado creativo que todos tenemos para reutilizar la basura”, cuenta Kike Bogni, uno de los impulsores del proyecto que, afirma, hace más de una década que no saca basura a la calle.Toco con poco, es un proyecto que desarrolló Miguel Luque, docente, que hace varios años en un colegio de la zona se encontró con la falta de recursos para comprar instrumentos y formar una murga. Sin embargo no fue un impedimento para que buscara en baldes de pintura, mangueras, lonas de piletas, cestos de damajuanas, alambres, los elementos que le permitieron llevar a cabo su proyecto. “También representa un concepto social y cultural que nos ayuda a entender que mientras más basura producimos, más es la que se nos viene encima”, sostiene Luque. El contexto de la ciudad de Unquillo ayuda a promover estas iniciativas porque hace varios años el municipio viene llevando adelante un programa de recolección diferenciada de residuos y campañas de concientización sobre la importancia del reciclado de basura, que funciona en casi todos los barrios.

Dejar un comentario